Reportaje sobre experiencia de navegación en el Lago Alqueva con Amieira Marina (parte 1/5)

El placer de navegar en un barco-casa por el Lago Alqueva

Atardecer en el Lago Alqueva (Alentejo, Portugal)Hace algo más de una década el Guadiana a su paso por el Alentejo en Portugal se transformó en el lago artificial más grande de Europa occidental tras la construcción de una gran presa que inundó más de 25.000 hectáreas de dehesas con encinares, olivares, viñedos y aldeas centenarias. El Lago Alqueva oGrande Lago, como titulan los portugueses a un proceso que necesitó de varias décadas para materializarse, es una especie de mar de interior y agua dulce el cual ha logrado armonizarse a las mil maravillas con el entorno recreando un paraje natural de primer orden. Y un espacio acuático donde poder navegar a tus anchas en alguno de los barcos-casa que no necesitan permisos y que alquilan en el muelle de Amieira Marina, lugar al que nos dirigimos para ponernos al timón durante unas vacacionesentre amigos y así recorrer el Lago Alqueva y algunos de los rincones imprescindibles que ver en él.

Me gustaría hablaros del placer de navegar en un barco-casa sin permiso en el Grande Lago Alqueva, de una opción de turismo vacacional no demasiado conocida e ideal para descubrir una de las facetas más extraordinarias e interesantes de la región del Alentejo, esa Portugal que aún sigue siendo tan de verdad.

El Guadiana, el Alqueva y la transformación de toda una región

Lago Alqueva (Alentejo, Portugal) ¿Os imagináis la extensión de 25.000 estadios de fútbol en un lago? Ni los más viejos del lugar hubieran creído jamás que en el curso bajo del Guadiana, la línea azul de los castillos de frontera entre Portugal y España, el río pasase a ser un embalse tan grande cuyas aguas podrían ser capaces de abastecer a toda la ciudad de Lisboa durante cuarenta años de forma ininterrumpida, incluso aunque no cayese del cielo una sola gota. La del almacenamiento de agua (4.150 hm³), así como la generación de energía hidráulica (más de 380 MW/h), fueron algunos de los objetivos que se plantearon ante un proyecto faraónico que transformaría para siempre la región del Alentejo. Durante 250 km², de los cuales 33 pasan por la provincia española de Badajoz, el río se retuerce como un dragón de los mares formando islas donde nunca las hubo y un paisaje que resopla belleza en toda su intensidad.

Lago Alqueva - Alentejo, Portugal

Si seguimos con los datos nos encontramos con más de 1000 kilómetros de costa en una zona de interior, casi igual a los que cuenta todo el litoral marítimo portugués entre Oporto y el Algarve. Desde la presa a la cola del pantano hay en torno a 83 km pero en todo momento surgen ramificaciones de algunos de los afluentes que depositan sus aguas en el Guadiana, ese río que los romanos llamaron Flumen Anas (río de los patos) y al que los musulmanes añadieron la palabra Wadi (valle) para inmortalizar uno de los cauces más carismáticos de la Península Ibérica.

 

El Grande Lago Alqueva en un barco-casa (y sin permisos)

Barco-casa de Amieira Marina en el Lago Alqueva (Alentejo, Portugal)Pocas veces se le ha dado un lifting semejante a una región del mundo. Porque además de la transformación agrícola, energética o económica ha llegado algo nuevo al Alentejo, una lista inagotable de posibilidades de turismo activo, rural y de relax con las aguas del Alqueva como protagonista. Desde hace algunos años se lleva a la práctica una posibilidad que muchos no sabíamos ni que existía, la de pilotar un barco-casa sin necesidad de tener permisos, licencias o carnets para navegar siendo tú mismo el capitán de la embarcación. Algo que era costumbre en países comoEstados Unidos, Francia y Alemania, donde tienen gran afición a este tipo de turismo vacacional, se volvió realidad con el nacimiento de la empresa Amieira Marina, que se encargó de poner a disposición de la gente barcos de distintos tamaños que pudieran ser manejados por cualquiera tras unas explicaciones y ejemplos prácticos del personal encargado. Por el momento en la Península Ibérica sólo funciona en Portugal, ya que todavía no se han aprobado leyes en España que permitan este tipo de embarcaciones cuyo pilotaje es extremadamente sencillo y proporcionan una nueva forma de recorrer y disfrutar los atractivos de un recurso natural como es el Grande Lago Alqueva.

Paisaje del Lago Alqueva (Alentejo, Portugal)Barco-casa de Amieira Marina en el Lago Alqueva - Alentejo, Portugal

Amieira Marina, a poco más de 40 km (en coche) desde la hermosa localidad de Monsaraz (para mi gusto el pueblo más bonito del Alentejo), es el comienzo de un viaje de los días que se desee, desde dos hasta diez pasajeros durmiendo a bordo dependiendo del barco, amarrando en boyas o embarcaderos a lo largo del camino. Siendo dueños de su tiempo, su destino y cumpliendo el sueño de capitanear un barco que no es un bote precisamente, sino un pequeño yate con salón, cocina, habitaciones individuales, baños con ducha de agua caliente, mesas en cubierta y hasta una barbacoa donde hacer unas buenas carnes alentejanas. En función de los modelos a alquilar, todos ellos de la compañía francesa Nicols con más de 25 años de experiencia en lo que a turismo fluvial se refiere, el precio viene a costar desde 300€/día ó 600 euros en un fin de semana en un barco para parejas hacia los 3000 euros de una semana completa en un barco para diez pasajeros durante temporada alta. Existen promociones para diversos períodos que permiten ajustar precios según días y barcos, pero para hacernos a la idea el ejemplo de nuestro viaje es de 1800 euros durante cuatro noches de Semana Santa en un barco-casa (Modelo Nicols-1350 con capacidad de hasta diez personas) en el que nos hospedamos siete pasajeros. El coste por persona en nuestro caso fue de 257€, lo que viene siendo más o menos el precio de un hotel durante esos días en fechas de alta ocupación. Si lo hubiéramos llenado con tres personas más el coste hubiese descendido a los 180€ por pasajero.

Una experiencia de cinco jornadas en un barco-casa con amigos recorriendo el Grande Lago Alqueva

Hacía ya varios meses que supe de esta posibilidad de hacer una ruta por el Lago Alqueva en un barco-casa.Viajando al Alentejo en una ruta que me llevó de la costa hasta la misma frontera con Badajoz conocí de primera mano Amieira Marina y tuve incluso la posibilidad de probar (pilotando desde el minuto uno) toda una tarde uno de sus barcos. Desde entonces tuve entre ceja y ceja este viaje de manera más prolongada y le propuse a varios de mis mejores amigos que pasáramos juntos la Semana Santa, aunque con la condición de que se dejaran sorprender y no supieran nada sobre su destino hasta el final. Todos aceptaron y supieron contener su impaciencia sabiamente hasta que nos dirigimos una mañana hacia Portugal y comenzamos a bordear en coche el Grande Lago Alqueva hasta llegar a la marina. Cuando supieron que iban a pasar cinco días en un barco-casa super equipado como el que teníamos a nuestra disposición se pusieron muy contentos. Y no era para menos. Tengo que reconocer que ver sus caras de felicidad compensó todo el tiempo que llevaba guardando el secreto.

Sele conduciendo un barco-casa sin permiso en el Lago Alqueva (Portugal)Barco-casa Nicols 1350 en el Lago Alqueva (Alentejo, Portugal)

Autor : Sele

Lea la Parte 2

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.